Relaciones de pareja, desenamoramiento y enganches afectivos tóxicos 

relaciones pareja desenamoramiento enganches terapia

En la actualidad, la probabilidad de fracaso de las parejas es muy alta. En muchas ocasiones, se debe al desenamoramiento por parte de uno de los dos miembros. Pero también puede deberse a circunstancias externas (trabajo, incompatibilidad de proyectos vitales, distancia, discusiones frecuentes, etc.) o, incluso, a que se desarrolle un enganche afectivo y se decida romper. La terapia de pareja puede ser la solución.

¿Amor o enganche afectivo?

A diferencia de la relación sana basada en el amor, la entrega que ponemos en las relaciones tóxicas son solo una manera de satisfacer nuestras exigencias emocionales. Esta es la base del enganche afectivo.

En este caso, desarrollamos comportamientos de «salvador» hacia la pareja. Nos entregamos al máximo, estando incluso dispuestos a sacrificar nuestros valores y a anularnos por el otro. Además, subyace una demanda afectiva excesiva y disfuncional. Es entonces cuando comienzan los problemas de pareja.

El enganche emocional se caracteriza por:

  • Pérdida del yo para encajar en las expectativas del otro.
  • Falta de autocuidados psicológicos.
  • Intensa idealización de cómo debe ser la relación y cómo es la otra persona.
  • Sobrevaloración del otro y subordinación hacia sus deseos y necesidades.

El desenamoramiento y el enganche emocional son procesos graduales que podemos revertir con terapia

Desenamoramiento y ruptura

No obstante, no todo aquel que sufre por una ruptura es dependiente emocionalmente. Una ruptura sentimental supone un duelo por la pérdida, no solo de la persona amada, sino de todos los planes y proyectos en común. Conlleva sentimientos de impotencia, depresión y ansiedad, y conflictos en otras relaciones.

Sin embargo, no toda pérdida del amor da como resultado necesariamente una ruptura. Esta se expresa en un proceso gradual de disminución del interés, deseo e implicación en la relación. Es importante señalar que no todas las personas lo vivimos de la misma manera. Pero si somos capaces de reconocer los síntomas, podemos revertir el proceso. Los expertos afirman que la terapia de pareja es capaz de evitar que termine en ruptura en más del 85 % de los casos.

Terapia de pareja para ayudar a mejorar la relación

Cuando nos desenamoramos, tenemos dos opciones: trabajar por mantener la relación y recuperar esos sentimientos o ponerle fin.

Los expertos pueden enseñarnos nuevas maneras de comunicarnos y de sentir dentro de la pareja

En el primer caso, la terapia comienza por corregir las carencias personales de cada uno de los miembros. Posteriormente, se identifican y resuelven los focos de conflicto de la pareja. Y, finalmente, se aprende a reenamorarse.

En caso de que prefiramos ponerle fin, la terapia de pareja puede ayudarnos para que no sea innecesariamente dañino para ninguno y que pueda hacerse de mutuo acuerdo.

Finalmente, la terapia puede ayudarnos a superar los enganches afectivos indeseados, identificando y eliminando los reforzadores de esa conducta y los beneficios secundarios que se obtienen con ella, así como las distorsiones cognitivas que están asociadas a ellos.

En PLP Psicólogos sabemos lo complicada que puede ser esta situación, por lo que disponemos de profesionales especializados en terapia de pareja para ayudar en la búsqueda de soluciones.

PLP Psicólogos | 952 061 307info@plp.net | 📍 PLP 


 

D. José Manuel Aguilar, Psicólogo Clínico y Director del Centro de Evaluación y Tratamiento Compotamental y PLP Psicólogos