Cómo dejar la adicción al tabaco (Parte 2)

Cómo dejar de fumar

Muchas personas siguen buscando ayuda para dejar de fumar, ya que es un proceso bastante complejo y que precisa de motivación. Es difícil hacerlo solo, por eso, dedicamos nuestro tiempo a ayudar a los ayudar a los fumadores que de verdad quieran dejar el tabaco.

Anteriormente, escribimos la primera parte de este artículo, disponible aquí. Proponemos otros métodos para poder abandonar esta adicción que muchos sufren hoy en día.

La lectura del libro de Allen Car: “Dejar de fumar es fácil si sabes cómo”, es una manera rápida de dejarlo. El autor explica al lector lo absurdo y sin sentido de fumar, convenciéndole con sus
palabras para así eliminar los pensamientos positivos sobre el tabaco de su mente. Sólo es efectivo la primera vez que se lee por completo, siendo el porcentaje de éxito inicial bastante alto. Si se vuelve a probar el tabaco, al releer el libro, sus argumentos ya no convencerán al fumador, y ya no funciona.

La terapia de grupo es otro gran conocido para dejar de fumar. En estas reuniones, se trata la ansiedad entre todos mediante ejercicios de relajación, explicando cuáles son los métodos que hemos explicado en este artículo y poniéndolos en práctica. Además, se habla sobre la automotivación y de lo malo que puede aportar el tabaco a la vida del fumador y se combina con fármacos. La probabilidad para dejarlo en los tres meses que dura es relativamente baja.

La acupuntura, auriculoterapia y laserterapia también son efectivas. Esto se debe a que la nicotina es un excitante y causa ansiedad al fumador. Estos tipos de técnicas contribuyen a eliminar el deseo de fumar y la ansiedad generada por el síndrome de abstinencia. Lo esencial es no recaer en fumar cuando acaben las sesiones. Tienen una probabilidad de éxito elevada.

El vapeo es otro gran amigo de los exfumadores. Se trata de consumir pocas cantidades de nicotina e ir reduciéndolas progresivamente mientras se disfruta de un sabor diferente al del tabaco. Una buena parte de fumadores lo dejan en menos de un año gracias a vapear. Desgraciadamente puede haber una gran recaída en el tabaco tradicional.

Sin duda, el método con más probabilidades de éxito es la hipnosis, y en particular la hipnosis del Método P-LP©®. Se trata de una forma muy rápida, eficaz, sin efectos secundarios ni riesgos. Además, aunque con otras técnicas puede aparecer el síndrome de abstinencia, con la hipnosis es muy poco probable. La idea principal es que se eliminan las ideas de necesitar el tabaco mientras se está hipnotizado, es decir, desde el subconsciente. Se hace en aproximadamente una hora y en una sesión. Es más, las recaídas son poco probables y no tienen un coste añadido.

Si estás interesado o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros y te la proporcionaremos.