Video consultas en psicologia

Video consultas psicologicas

Las vídeo consultas en Psicología, ya sea por teléfono o mediante una videoconferencia, tienen grandes ventajas tanto para el paciente como para el psicólogo. Por esa razón, vienen siendo utilizadas en países como Estados Unidos desde hace casi 50 años, y en PLP Psicólogos también recurrimos rutinariamente a este formato, hace más de 30 años. En el último año parece lo más novedoso por la situación de confinamiento y miedo generado al contagio por la pandemia del Covid-19.

Ventajas de las consultas a distancia

Igualdad de resultados satisfactorios

Está estudiado y comprobado que los resultados beneficiosos de los tratamientos psicológicos son igual de buenos, tanto presencial como telemática o telefónicamente.

Optimización de tiempo y costes.

El paciente ahorra en tiempo de desplazamiento, costes del mismo:   gasolina, bus, aparcamiento (aunque damos un ticket gratuito por una hora). Y si hay demora, al estar en casa, aprovecha para seguir haciendo sus tareas.
Representa un ahorro añadido de dinero,  la reducción del precio en las consultas telefónicas.

Flexibilidad

Las consultas a distancia nos brindan la oportunidad de tener una dinámica más adaptada a las circunstancias de la persona en tratamiento. Permiten aumentar o disminuir la frecuencia, ajustarse a distintos horarios y tener un contacto inmediato en los casos de crisis. Igualmente, esta modalidad facilita al psicólogo hacer un seguimiento más cercano de los pacientes que lo necesiten.

Contacto indirecto y anonimato

Los pacientes que presentan algún problema del que les resulte difícil hablar, al hacer la consulta telefónica pueden evitar el contacto cara a cara con el psicólogo y se mantiene un mayor anonimato. De esta manera existe mayor facilidad para que el paciente se relaje y  se comunique sin limitaciones. De la misma forma, la confidencialidad siempre está garantizada tanto presencial como telefónica o telemáticamente.

Evitar traslados

Las personas que viven lejos o viajan mucho o tienen horarios de trabajo coincidentes con los nuestros, que presentan agorafobia, amaxofobia, u otros miedos limitantes, o están convalecientes,  pueden ser tratadas por vía telefónica o videoconferencia, ya que presencialmente sería más complicado.

Minimizar la posibilidad de contagio.

La  posibilidad de contagio es menor estando en casa, haciendo las consultas telefónica o telemáticamente. Aunque presencialmente, en la sala de espera no hay coincidencia con otros pacientes y se toman todas las medidas higiénicas posibles:

  • Distancia de 2 metros entre Psicólogo/a y paciente durante la sesión.
  • Lavado de manos con jabón y/o gel hidroalcohólico.
  • Ventana abierta durante gran parte de la duración de la consulta.
  • Limpieza con spray hidroalcohólico de los asientos ocupados por los pacientes, antes y después de la sesión.
  • Limpieza con ozono de la consulta y sala de espera tras las jornadas de mañana y tarde.

Evitar enfrentarse a circunstancias adversas.

Los pacientes que sufren patologías como fobias o ataques de pánico pueden comunicarse con su psicólogo desde los lugares en los que se sienten afectados. Esto permite al profesional agilizar la ayuda al paciente cuando más lo necesita.

Eliminación de barreras geográficas.

La atención psicológica telefónica u online, permite a los pacientes de otras ciudades, países o continentes recibir nuestra atención que resulta tan exclusiva.

En definitiva, las videoconsultas y las consultas telefónicas representan un gran avance en el campo de la Psicología. Sus evidentes beneficios redundan en tratamientos que producen resultados exitosos y muy satisfactorios. En PLP Psicólogos somos expertos.