Tabaquismo y Adicciones

Adicciones

El término droga se utiliza para referirse a aquellas sustancias que provocan una alteración del estado de ánimo y pueden producir adicción. Abarca no sólo las consideradas drogas ilegales, sino también aquellas otras admitidas socialmente como el alcohol, el tabaco, el café, las colas, el té o diversos psicofármacos.

Tras el consumo continuado de una determinada droga se va a observar una tolerancia a esa sustancia: el organismo se acostumbra a ella y necesita incrementar su dosis para conseguir los mismos efectos que antes. Esta habituación lleva a necesitar de esa droga para funcionar con normalidad, por lo que en caso de cesar su consumo se producirá el síndrome de abstinencia o mono. Este síndrome de abstinencia es el reclamo, con síntomas físicos, de esa sustancia que ha dejado de estar presente. Sin embargo, en muchas ocasiones la dependencia física no es tan importante como la psicológica, ya que su consumo provoca estados afectivos positivos (euforia, placer, bienestar, sociabilidad, …) o liberan al sujeto de estados afectivos negativos (aburrimiento, timidez, estrés, …). Para superar esta dependencia psicológica es necesario, en la mayoría de los casos, recibir ayuda por parte de profesionales de la salud.

Una característica fundamental de las conductas adictivas es la pérdida de control. Entre los aspectos básicos que se pueden reconocer en una adicción destacan:

  • Una necesidad compulsiva de llevar a cabo la conducta adictiva, conducta que va aumentando, ya que el efecto de las mismas cantidades de sustancia disminuye con el consumo continuado;
  • Sensación de incapacidad para controlar la conducta;
  • Malestar y estado de ánimo alterado cuando no puede realizar el consumo;
  • Persistir en la conducta a pesar de ser consciente de las graves consecuencias que conlleva, tanto a nivel psicológico como físico;
  • Pérdida de interés por otras actividades gratificantes, así como por las relaciones sociales, trabajo, etc.;
  • Fuerte interferencia de la actividad cotidiana.
  • Con el Método PLP© estamos corrigiendo generalmente las adicciones al alcohol en una o dos sesiones de tratamiento para cada tipo de alcohol, una sesión con la hipnosis del Método PLP© para el tabaquismo, de dos a tres sesiones para cada tipo de droga (Hachis, Marihuana, Cocaína, Heroína, …), también para la ludopatía (adicción al juego), y la adicción a Internet, al móvil, … 

  • fuerte interferencia de la actividad cotidiana.

      Llámanos y te ayudaremos con su corrección.

 

 

 

Deja un comentario