Solución a las Depresiones

Depresión

La depresión es un trastorno del estado anímico que se define como una sensación de decaimiento y tristeza generalizada.  Sin embargo,  podemos establecer diferentes niveles de depresión y en cada uno de ellos van a aparecer síntomas distintos,  de modo que “estar deprimido/a” no significa lo mismo para todos/as.  A veces,  nos encontramos con personas que aparentan estar bien,  a pesar de padecer una depresión encubierta;  o quienes, frente a situaciones en las que no hay ningún problema externo,  manifiestan un  pensamiento reiterativo: “¿por qué me encuentro mal?” y hacen un análisis de todo lo bueno que tienen en posesiones y afectos, sin encontrar explicación lógica;  o con pérdida del placer ante las actividades cotidianas que antes eran motivadoras (apatía y desmotivación);  o con falta de apetito sexual,  hasta el extremo de llegar a perder todo deseo sexual;  o con dificultad para dormir (insomnio) y poder empezar el día con la sensación de descanso deseada; o con baja autoestima e,  incluso, en niveles severos,  puede dar  lugar a algún intento de suicidio.

  • Se han tipificado muchos tipos como:  depresión endógena,  depresión exógena,  depresión unipolar, depresión bipolar,  trastorno afectivo bipolar o psicosis maniaco-depresiva. En cualquier caso,  el eje común para hablar de depresión sería la percepción de un estado de ánimo decaído que provoca cambios en el desarrollo social,  laboral y personal,  siendo éstos más o menos acusados en función de la profundidad de la depresión, y que va a estar provocada, en la mayor parte de los casos,  por la interpretación negativa de las circunstancias y de la propia capacidad personal para hacer frente a ellas.
  • En muchas ocasiones,  hay personas que llevan muchos años deprimidas sin encontrar una solución a su problema. Después de la ansiedad, la depresión es el trastorno psicológico más frecuente. Se estima que un 10 por ciento de la gente que consulta a un médico pensando que tiene un problema físico tiene en realidad una depresión

Un episodio de depresión dura habitualmente de 6 a 9 meses, pero en el 15 al 20 por ciento de los pacientes dura 2 años o más. Los episodios generalmente tienden a recurrir varias veces a lo largo de la vida.

En PLP Psicólogos®, con el Método PLP© estamos corrigiendo las depresiones tras la primera sesión de tratamiento desde 1991, y el estado de ánimo pasa de estar triste a estar bien de inmediato (en la mitad de los casos tratados*) a tres días naturales por regla general, salvo escasas excepciones, y con un éxito del 98% de los casos tratados**.  Siendo mayoritariamente mantenido este resultado en el tiempo.

Es importante saber que contando con las herramientas adecuadas se puede volver a disfrutar de un estado de ánimo positivo.  Con el Método PLP©,  enseñamos a controlar y modificar los pensamientos que están provocando el estado de depresión, para empezar a estar bien a partir de la primera sesión de tratamiento (previamente se necesitan como dos sesiones de 50 minutos para tomar datos y hacer la evaluación),  y se continúa con el resto del tratamiento para que la persona tome pleno control de su vida y potencie sus capacidades.  Llámanos y pide cita.  Lo comprobarás.

* Según estudio de seguimiento realizado con 50 pacientes en 2001.

** Según estudio pos-test realizado con 200 pacientes en 1997.