¿PODRÍA DEJAR DE FUMAR SIN ESFUERZO?

Aunque algunos fumadores encuentran gran placer en el acto de fumar un determinado tipo o marca de tabaco, y no desean dejar de hacerlo, a pesar de su propia salud y de las personas que los rodean, nos encontramos con un elevado porcentaje de adictos a este mal hábito, que sí desean abandonar esta dependencia por entenderla absurda y estar hartos de malgastar en este vicio su dinero, otros por motivos de promesas a hijos o por enfermedades físicas, lo necesitan dejar.

 

Pero, ¿por qué no pueden dejarlo?

 

Sabemos que el tabaco contiene Nicotina entre otras muchas sustancias (4.721), y esta tiene un efecto excitante, con lo que genera nerviosismo.  Sin embargo, la experiencia del fumador es que al fumar se siente más relajado. ¿Por qué?

 

Los numerosos aditivos que le añaden al cigarrillo, colaboran en la adicción, pero  especialmente la nicotina, generan la necesidad de volver a consumirlo, por activar en el cerebro el circuito dopaminérgico que es para el sujeto bastante gratificante, y en función del número de cigarrillos que consuma, los intervalos de síndrome de abstinencia pueden oscilar entre 5 a 10 minutos para los que fuman 4 paquetes de cigarrillos diarios, de 10 a 20 minutos entre los que fuman de dos a tres paquetes, y de 30 minutos a una hora entre los que fuman en torno a un paquete de cigarrillos diario.  Esto quiere decir que a medida que transcurren los tiempos mencionados, el fumador se va a ir sintiendo cada vez más nervioso, y al volver a tomar la dosis (un nuevo cigarrillo) se tranquiliza.  Por ello, la sola idea de que no va a tener cigarrillos para el fin de semana o para la noche o la mañana siguiente, hace que se movilice  incluso en las más tempestuosas noches y pueden llegar a recorrer varios kilómetros para evitar sufrir el pánico que les genera soportar el síndrome de abstinencia, convirtiéndose así en su motor y en su obsesión.

 

Esta sensación de dependencia psicofísica y de impotencia en el autocontrol, a muchos les genera un considerable malestar, y algunos para evitarlo tratan de autoconvencerse ante su escasa voluntad y tal vez los intentos fallidos, diciendo que les gusta y no quieren dejarlo, que “no me voy a quitar el único vicio que tengo”, dando así al vicio en general un rango de bondad y disfrute, en lugar de admitir su incapacidad o inseguridad para dejarlo.

 

¿Cuál sería nuestra oferta en un mercado tan controvertido?

 

En PLP Psicólogos damos la posibilidad de resolver el 98% de los casos que deseen dejar de fumar pues tenemos tres estrategias altamente efectivas y contrastadas para conseguirlo:

 

1-    Nuestro producto estrella que es la hipnosis para dejar de fumar, que según nuestro último estudio sobre una muestra aleatoria de 33 sujetos entre hombres y mujeres, ha sido aplicada con éxito en el 84% de los casos, de los cuales el 46% lo consiguen en una sesión de 50 minutos sin recaída, y el 44% restante recayeron y abandonaron este hábito tras una o dos sesiones más de hipnosis.  El 16% que no corrigió el hábito de fumar con hipnosis, se debió en parte a que tenían ansiedad y estrés, e incluso otros problemas psicológicos.

 

2-    El que denominamos pack-6 que se compone de seis sesiones que incluyen la toma de datos relacionados con la ansiedad y el estrés del sujeto, la corrección de ambos trastornos, para evitar que el fumador relacione ese nerviosismo que ya tiene con el síndrome de abstinencia y que por este motivo vuelva a fumar una vez concluido el tratamiento,   aunque no tenga ganas de hacerlo, y además incluye la sesión de hipnosis que elimina el deseo de fumar y el síndrome de abstinencia.  Siendo su precio muy favorable.

 

3-    Cuando el sujeto no es sugestionable, y por tanto, no entra en hipnosis, o presenta una problemática importante (depresión, ansiedad, miedos, problemas de pareja,…) se le aplicaría el tratamiento que seguimos con el Método P-L.P.© para corregir toda su problemática antes de hacer la intervención para dejar de fumar, pues sabemos por experiencia que esos problemas impiden obtener un buen resultado, siendo en parte la causa de que otros sistemas ofertados en el mercado fallen.  Si no es sugestionable entraría en el pequeño porcentaje (del 2% al 8%) que no tendrían resultado con la hipnosis, y seguirían otro tratamiento cognitivo-conductual de más número de sesiones para conseguir dejar de fumar.

 

El Método PLP©  lleva desde abril de 1991 vigente y con un alto porcentaje de éxitos.

 

Disponemos de la hipnosis para dejar de fumar en CDs para llegar a más personas que deseen abandonar este hábito tan pernicioso para la salud, a bajo precio, y que tanto dinero le cuesta al consumidor y a la Sanidad Pública.

 

Para más información llame al 902 14 14 60

Deja un comentario