Tabaquismo y adelgazamiento

DEJAR DE FUMAR

Me llamo José Mª, acudí al gabinete para la hipnosis hace unos tres meses buscando ayuda para dejar de fumar.

Durante estos meses he estado perfectamente, sin deseos de fumar y no he engordado. Con este método, me ha sido bastante fácil dejarlo y tengo el firme convencimiento de no volver a fumar.”
(26-4-12).

TABAQUISMO

Me llamo Antonio de 69 años. Llevo 55 años fumando 1 paquete diario de Winston y he intentado infinidad de veces dejar de fumar con diferentes métodos sin ningún resultado positivo.

Entoncés por Internet, observé un método llamado PLP, y me dije, voy a intentarlo. Me fui a dicho gabinete de psicólogos y me dieron una sesión un miércoles, y estuve sin fumar hasta el sábado que cometí la imprudencia de aceptar un cigarrillo que me ofrecieron en una fiesta y ante tal debilidad, le comuniqué al psicólogo lo que me había ocurrido y me dijo que volviese a otra sesión, pues hay una garantía de 5 años, por lo que no tuve que desembolsar nada en esta nueva sesión”. (12-5-09)

TABAQUISMO

Me llamo Miguel y tengo 37 años. Fumaba un paquete de tabaco rubio al día y con ayuda de parches de nicotina conseguí reducirlo a 5 cigarrillos. Con Zyntabac pastillas, conseguí dejar de fumar tres meses sin síndrome de abstinencia pero me puso de muy mal carácter y al final volví a fumar.

A mediados de mayo de 2007, hice el tratamiento para dejar de fumar con buen resultado hasta las cuatro o cinco semanas; recaí de nuevo, probablemente por no practicar las técnicas que me indicaron para mantener el resultado tras dicha sesión de hipnosis.

Acabo de hacer un refuerzo para volver a dejar el tabaco con buen resultado hasta el momento.

Tras el último tratamiento me siento bastante relajado y sin ganas de fumar.” (2-8-07)

TABAQUISMO

“Me llamo Carlos, de 68 años de edad. El día 5 de septiembre de 2.006, fui a la consulta del psicólogo, José Manuel Aguilar para que por medio de hipnosis me quitara el hábito de fumar, y a día de hoy, 18-1-07, no he vuelto a recaer, la hipnosis se realizó en una sesión”. (18-1-07)

TABAQUISMO

“Mi nombre es Eloy. Soy fisioterapeuta y tengo 50 años.

Consumía 40 cigarrillos diarios durante 35 años aproximadamente. Con el Método P.-L.P.®©, en una sóla sesión de 50 minutos, ya llevo un año sin fumar ni un solo cigarrilo, sin síndrome de abstinencia y sin engordar, puesto que en la sesión también se toca el tema de la comida como posible sustituto del tabaco.” (20-9-06)

TABAQUISMO

“Me llamo Juan Gabriel, tengo 40 años y soy Guardia Civil. Llevo toda la vida fumando y ultimamente ya me fumaba dos paquetes diarios.

Tomé la decisión de venir al psicólogo en febrero y dejé radicalmente el tabaco; me desapareció completamente el deseo. Mi mujer fumaba a mi lado y no me apetecía. Incluso tomando alguna que otra cerveza o entrando a establecimientos donde todo el mundo fumaba tampoco tengía ganas.

En definitiva, ni parches, ni chicles; ésta es la única manera con la que he logrado dejar de fumar”. (6-5-09)

TABAQUISMO

“Me llamo Antonio de 69 años. Llevo 55 años fumando 1 paquete diario de Winston y he intentado infinidad de veces dejar de fumar con diferentes métodos sin ningún resultado positivo.

Entoncés por Internet, observé un método llamado PLP, y me dije, voy a intentarlo. Me fui a dicho gabinete de psicólogos y me dieron una sesión un miércoles, y estuve sin fumar hasta el sábado que cometí la imprudencia de aceptar un cigarrillo que me ofrecieron en una fiesta y ante tal debilidad, le comuniqué al psicólogo lo que me había ocurrido y me dijo que volviese a otra sesión, pues hay una garantía de 5 años, por lo que no tuve que desembolsar nada en esta nueva sesión”. (12-5-09)

TABAQUISMO

“Soy Natalia y tengo 37 años. Era fumadora de 1 paquete al día y cuando había fiesta, reunión, cena,…con amigos, incluso más de un paquete. A finales del año 2009, me hablaron de este sistema para dejar de fumar; pensaba que no podía ser tan fácil cuando me lo contaron dos amigas también fumadoras, hoy “ex”; mi hermana lo hizo antes que yo y también le funcionó.

Yo quería también dejar de fumar pero no quería estar sufriendo el “mono” por coger un cigarro y estar de mal humor. Y yo, lo puedo asegurar, el día 5 de enero dejé de fumar y sin esfuerzo, y si lo hubiera sabido antes, hubiese dejado esta adicción mucho antes. Ahora incluso también duermo mejor y fisicamente no me canso con tanta facilidad.

Yo espero no volver a coger un cigarro nunca más, pero también hay una garantía de 5 años, que son muchos, y eso es una buena garantía, por si algún día me entrara otra vez ese deseo, que hoy, es como si nunca hubiese fumado; no me acuerdo de fumar ni cuando estoy con gente fumadora a mi alrededor, ni cuando hago las cosas que hacía y tenía un cigarro en la mano.

Estoy feliz de ser hoy por hoy “ex-fumadora”. Gracias al psicólogo y a su trabajo”.

HIPNOSIS PARA: DEJAR EL TABACO  Y ADELGAZAMIENTO

“Quería expresar mi agradecimiento por lo que nos ha ayudado el psicólogo José Manuel Aguilar, tanto a mi como a mi hijo, comencé conociéndole a través de una amiga mía de TORROX , la cual me dijo que había dejado de fumar gracias a tu sesión de hipnosis, tras ponernos en contacto telefónicamente concretamos una primera cita en la cual fue suficiente para dejar el tabaco por completo sin ningún tipo de ansiedad ni nada por el estilo, SIEMPRE TE ESTARE AGRADECIDO.

Pasó el tiempo y me enviasteis un correo el cual indicabais que hacíais hipnosis para adelgazar, igualmente concretamos una cita y comenzamos el tratamiento, yo estaba en un peso de 119 kilos y ahí comenzamos el tratamiento, pasadas unas semanas volvimos a vernos y el peso disminuyó increíblemente, después de siete meses y medio mi peso actual es de 83 kilos todo gracias a vosotros, también y como no mencionar el cambio que dio mi hijo después de mantener un tratamiento mediante hipnosis para centrarse y saber de qué manera tenía que actuar con los estudios.

También felicitar a Juan Carlos por la atención prestada.

Muchas gracias. Saludos”. (Ángel)    (Mayo  2016)

TABAQUISMO Y ALCOHOL

“Soy Bernardo, te doy las gracias por todo lo que hiciste por mí; gracias a ti… me quitaste la ansiedad del fumar y del alcohol, soy un hombre libre como tú me decías y recuerdo ahora de veras el verdadero Bernardo. Soy muy feliz y vivos unos momentos de relajación que nunca lo había experimentado. Todo eso te lo debo, gracias por aconsejarme a dar el paso de la separacion o si no estaría hoy enterrado; le doy gracias a la vida por ponerme en tu camino; que Dios te proteja para siempre y te dé mucha salud, eres un gran profesional, un abrazo” (Octubre – 2016)